Los 3 mejores objetivos financieros a establecer para 2020

¿Sabía usted que la principal Resolución de Año Nuevo en Estados Unidos cada año es ponerse en forma (Vitagene)? Cuando el reloj marque la medianoche el 1º de enero, 20% de nosotros estaremos preparándonos para amarrarnos las zapatillas deportivas, comprar proteína en polvo y vitaminas y finalmente averiguar cómo usar esas máquinas intimidantes del gimnasio. Para muchos, obtener un cuerpo y una mente saludables es la mayor prioridad en el año nuevo.

Sin embargo, hay otro aspecto de nuestras vidas que merece tanta atención – nuestras finanzas. Así como comprometerse con una resolución de ponerse saludable, ¡tener objetivos financieros sólidos conduce al bienestar y confianza personales a la larga! Con esto en mente, aquí están nuestros tres objetivos financieros principales a lograr en 2020.

1. Establezca y aténgase a un presupuesto

A medida que entramos en la próxima década, una de las mejores cosas que puede hacer para prepararse para el éxito es establecer un presupuesto.

Calcule su ingreso

Empiece por preguntarse, “¿cuánto dinero estoy ganando actualmente?” Puede calcular esto fácilmente sumando sus cheques de pago, cualquier ingreso de trabajos adicionales, ingresos suplementarios, etc., y restando cosas como las deducciones de 401(k) e impuestos. Puede sorprenderlo ver la cantidad real comparada con su estimado original.

Encuentre un sistema que funcione para usted

¡El primer paso para establecer un presupuesto es encontrar un método de seguimiento que funcione bien para usted! Cómo – y dónde – establece su presupuesto debería basarse en sus preferencias personales.

Si usted es del tipo práctico y prefiere revisar exactamente a dónde va su dinero, intente configurar una hoja de cálculo con Excel o Google. En uno de estos programas, puede utilizar fórmulas preprogramadas para que no tenga que sacar su calculadora. Debería también asegurarse de guardar todos los recibos para que pueda analizar sus hábitos de gastos en detalle (profundizaremos en este tema más adelante en la siguiente sección).

Por otro lado, si se inclina hacia métodos de alta tecnología y ahorradores de tiempo, use un sitio web o una aplicación [app] que sincronice con sus tarjetas de crédito y cuentas bancarias. De esa manera, puede ver a dónde va su dinero con solo pulsar un botón sin tener que dedicarle tanto tiempo cada mes.

Calcule sus gastos – incluyendo los “fondos de diversión”

¿Cuánto dinero se destina a sus necesidades (p. ej., servicios públicos, renta o hipoteca, comestibles, gasolina, pagos del automóvil, etc.)? Asegúrese de tener en cuenta los pagos “fijos” (facturas que no cambian mes a mes) en su presupuesto, así como también los pagos variables (cosas como comestibles o gasolina). Aunque estos sean un poquito más difíciles de calcular, haga lo mejor que pueda para estimar cuánto gasta en ello mensualmente.

Su presupuesto no debería ser puro trabajo y nada de juego. El secreto para crear un presupuesto que mantendrá es reservar algo de dinero para un “fondo de diversión” – las cosas que usted disfruta más. Tómese el tiempo para determinar algunas compras discrecionales (tales como servicios de transmisión por Internet o el café diario) que sean las más importantes para usted y averiguar cómo hacer un espacio para ellas en su presupuesto.

2. Ahorre un poquito cada mes

El trio de ahorros

Es fácil decir que va a ahorrar dinero, pero es difícil hacerlo. Al establecer un presupuesto de antemano, tendrá una mejor idea del destino de su dinero, haciendo más fácil el ahorro. En la práctica, debería estar colocando dinero en tres objetivos de ahorro cada mes: su fondo de jubilación (IRA, 401(k), etc.), un fondo de emergencias (2 a 6 meses de su ingreso para gastos inesperados como reparaciones del auto o enfermedades), y sus objetivos personales (un pago inicial de una casa, pago de deudas, etc.). Nos gusta referirnos a esto como el trío de ahorros.

Basándose en el presupuesto que preparó, determine las cantidades con las que puede contribuir a cada parte del trío de ahorros. Si lo necesita, reduzca el presupuesto para sus “fondos de diversión” y gastos variables para permitirle ahorrar más. Organice transferencias automáticas a su(s) cuenta(s) de ahorro para que no tenga ni que pensar en ello – y no se vea tentado a dejar de ahorrar por el mes.

3. Salga de deudas

El comienzo de un año nuevo señala un chance para un nuevo comienzo. Si usted es como la mayoría de los estadounidenses, puede estar buscando la oportunidad de transformar sus finanzas en 2020. Una de las mejores maneras de mejorar su salud financiera es salir de deudas.

Sepa dónde está parado

Usted no puede salir de sus deudas a menos que sepa cuánto adeuda. Tan tentador como pueda ser saltar directamente a pagar saldos, es esencial empezar por saber dónde se encuentra. Para hacer esto, querrá crear una imagen completa de sus finanzas. Reúna:

  • sus informes crediticios. No solo le proporcionan la representación más exacta de su historial crediticio y dónde se encuentra, sino que también le permiten volver a revisar que toda su información sea exacta.
  • los estados de cuentas más recientes de todas las tarjetas de crédito, las hipotecas, los préstamos estudiantiles, etc.
  • información de todas las cuentas (incluyendo tasas de interés) de los préstamos u otras deudas.

Una vez tenga toda esta información a mano, haga una lista de todas las deudas usando el mismo método que usó para establecer su presupuesto (p. ej., baja tecnología o alta tecnología). En esta lista asegúrese de documentar:

  • El nombre del acreedor
  • El saldo que debe
  • El pago mínimo mensual
  • La tasa de interés

Utilice su presupuesto

Después de que tenga una imagen completa de su deuda, decida cuál plazo es razonable para pagarla (p. ej., “Me gustaría pagar todas mis deudas en cuatro años”). El término clave aquí es razonable. Por mucho que desee pagar su deuda rápidamente, crear un presupuesto básico insostenible no es realista.

Use su presupuesto mensual para ayudarlo a decidir cuánto puede reservar para pagar su deuda cada mes. Tome el ingreso mensual total y réstele los gastos, los ingresos discrecionales y los ahorros para la jubilación y las emergencias. El monto restante es lo que puede asignar a su deuda. Clasifique y priorice sus saldos en cantidades de menor a mayor, tomando en cuenta las tasas de interés. Intente asignar más a las deudas de menor saldo para pagarlas primero.

Para obtener una guía más detallada para arrancar su viaje sin deudas, consulte nuestra publicación de blog relacionada aquí.

¡Aténgase a sus objetivos en 2020 y más allá!

Como todas las resoluciones de Año Nuevo, apegarse a estos tres objetivos financieros puede ser difícil, pero pagará dividendos a la larga. ¡Sea paciente, trabaje duro y manténgase motivado!

¿Está luchando con más deuda de la que puede manejar? ¿Está buscando ayuda para establecer un plan de pago de la deuda? ¡Podemos ayudarlo! Con ACCS a su lado, usted pudiera saldar la deuda más rápido y por menos de lo que debía originalmente. ¡Pida una Evaluación gratuita de alivio de la deuda hoy mismo!

Read this article in English

Soluciones de Tendencia
https://americancreditcardsolutions.com/blog/3-best-financial-goals-set-2020
Menu